Comercial Anievas dona material para fabricar batas y mascarillas

Son muchas las empresas que en estos difíciles días están contribuyendo a paliar la escasez de material sanitario con sus donaciones. Una de ellas es Comercial Anievas, dirigida por Jose Manuel González, que cuenta con más de 25 años de experiencia en el sector de la Limpieza Industrial a nivel nacional. Los servicios de esta empresa cántabra están dirigidos a industrias, residencias, hospitales, sector alimentario, ganadero, de restauración, etc., por lo que conocen bien el sector que en estos momentos se encuentra con mayor escasez, algo que también están sufriendo ellos en sus propios almacenes, porque la demanda a nivel mundial es tan grande, que los productores no dan abasto para fabricar.

Anievas es además una empresa que también lleva muchos años volcada, con diferentes iniciativas sociales y deportivas, en la solidaridad, por lo tanto no es ajena a esta demanda que en estos días le requiere la sociedad en la lucha contra el coronavirus, poniendo sus recursos personales y colectivos al servicio de diferentes entidades, animados por muchas personas comprometidas que llaman a su puerta. "Es el momento de ayudar para que entre todos esta terrible pandemia pase lo antes posible", asegura González.


Comercial Anievas ha respondido a la petición respondida por Sara, responsable del hotel Los Rosales de Sarón, con la donación de manteles de polipropileno, con los que se han confeccionado, en tiempo récord, batas para el Centro de Salud de Sarón y Penagos. Asimismo han entregado guantes y film para los volantes de las ambulancias.

Estos mismos manteles de polipropileno, en color blanco, han recibido, sin cargo, unos voluntarios de Barreda, que están haciendo mascarillas para el hospital de Sierrallana, Guardia Civil y miembros del Ejército.

Días pasados, José Manuel González también se dirigió a Javier Martínez Pascual, de La Cavada, para solicitar rollos de fiselina, con los que, de momento, han confeccionado 2.500 mascarillas a doble capa, lavables con lejía. Esta es una iniciativa de "Mascarillas solidarias Camargo", que junto a otras pequeñas empresas del municipio y más de 20 voluntarios que están cosiendo en sus casas, están poniendo su granito de arena, dando una vez más un ejemplo de solidaridad, algo que el pueblo cántabro y el español, ya han demostrado en otras ocasiones, aunque, sin duda, este es el mayor reto al que se ha enfrentado el país en su reciente historia.

Las residencias de ancianos son cliente habitual de Comercial Anievas y, en estos momentos, son las que se encuentran en una situación más crítica, por lo que a la de Limpias, perteneciente al grupo Pronaioren, le han proporcionado gel hidroalcohólico, pulverizadores y otros elementos de higienización, sin embargo, "no podemos dar todo lo que quisieramos, porque nosotros, al igual que otras empresas, nos encontramos desabastecidos de los productos que ahora mismo están más demandados. La escasez es generalizada. No hay en el mercado". Asegura José Manuel González, a pesar de lo cual su intención, es seguir buscando por todas partes para responder a la demanda, "porque de esto tenemos que salir todos juntos y más fuertes", concluye.
Anievas Industrial se encuentra ubicada en el Polígono de Guarnizo y como es lógico, también ha colaborado con el Ayuntamiento de Astillero al que ha donado 100 litros de hipoclorito sódico con el que se harán 10.000 litros de desinfectante clorado para la desinfección de las zonas y accesos a establecimientos sensibles, centros de salud, farmacias, supermercados, etc.

Por último, José Manuel González quiere hacer un llamamiento a que los voluntarios que necesiten algún material que sea útil para superar esta crisis se dirijan a la empresa, porque si disponen de ellos serán donados. "Seguiremos atendiendo todas las peticiones, porque de esto tenemos que salir todos juntos".